Oviedo, centro del Prerrománico de Asturias

Gracias a nuestra orografía y a que en Asturias no se libraron batallas cruentas de los cientos de guerras que asolaron España y Europa, hemos logrado conservar el más completo conjunto de arquitectura altomedieval de todo el Occidente Europeo. Los monumentos fueron construidos entre los siglos IX y X, y no tienen comparación con otros gracias a su buen estado de conservación.

Oviedo, última capital del Reino Astur , desde el año 812 cuenta con dos perfectos ejemplos del prerrománico asturiano, San Miguel de Lillo, Santa María del Naranco y la Torre Vieja de San Salvador, así como la Iglesia de San Julián de los Prados y la Fuente de Foncalada.

San Miguel de Lillo

Ramiro I levanto en Ligno, entre los años 842 y 850 un templo a San Miguel. Está a solo 300 metros de otra joya del prerrománico asturiano, Santa María del Naranco.

A pesar de que sufrió varias vicisitudes (se derrumbó a finales del siglo XI) fue reconstruida pocos años después siguiendo los planos originales.

Destacar de San Miguel de Lillo su decoración, centrada en las esculturas, piezas reaprovechadas o fabricadas ex profeso; también llama la atención la parte exterior, con celosías caladas.

Pero es el interior lo que enamora de San Miguel de Lillo, con bastantes restos del revestimiento original.

San Miguel de Lillo

Santa María del Naranco

Situada en la ladera Sur del Monte Naranco, lo que hoy conocemos como la Iglesia de Santa María del Naranco, fue construida como un palacio. Pero con el derrumbe de parte del edificio de San Miguel, pasó a denominarse Templo de Santa María durante el siglo XII.

Su planta rectangular de 21 metros de largo por 6 de ancho cuenta con dos alturas. Llama la atención en la construcción el ábside destinado al trono del rey, por eso se cree que en origen fue un palacio.

Santa María del Naranco, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1985, cuenta con una decoración escultórica muy valorada.

Muchos son los visitantes de Oviedo que se enamoran de este templo, llevado a Hollywood de la mano de Woody Allen, que lo escogió para algunas de las escenas de Vicky Cristina Barcelona.

Santa María del Naranco

San Tirso y Torre Vieja

En un principio se construyó como Torre de Defensa de la Catedral de Oviedo, de ahí que también sea conocida como la Torre Vieja de San Salvador. Sus muros alcanzan casi el metro y medio de grosor. El objetivo era evitar asaltos piratas de normandos o musulmanes de la Cámara Santa.

Años después a la fortificación se le superpuso un cuerpo de campanario, lo que da lugar a la unión de San Tirso con la torre Vieja

Su construcción es muy parecida a otros edificios de defensa de la época de Alfonso III. Se encuentra en el casco antiguo de Oviedo.

San Tirso y Torre Vieja

San Julián de los Prados

Esta basílica fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1917 y Patrimonio de la Humanidad en 1998. Construida en el siglo IX, es un claro ejemplo del prerrománico asturiano.

San Julián de los Prados es un templo espacioso, con planta basilical de 3 naves y con un transepto con un remarcado alzado.

Si destaca San Julián de los Prados es por si grandiosidad, además de por las pinturas que lo decoran, con un claro influjo de la técnica bizantina.

La basílica de San Julián de los Prados se encuentra a solo 5 minutos caminando de las instalaciones de Aparthotel Campus.

San Julián de los Prados

Fuente de Foncalada

La Fuente de Foncalada, situada en el pleno centro de Oviedo, en la calle del mismo nombre, fue construida en época de Alfonso II para abastecer de agua potable a la población.

El monumento se encuentra ubicado junto a una calzada romana y consta de tres partes diferenciadas: un canal de suministro de agua; el edículo de proporciones cúbicas, con bóveda de cañón seguido que desemboca en arco de medio punto por donde aflora el agua procedente del canal; y un estanque de grandes dimensiones, cuyo destino inicial se cree que fue el baño.

En el templete se puede leer la siguiente inscripción:

HOC SIGNO TVETUR PIUS, HOC SIGNO VINCITUR INIMICVS. SIGNVM SALVTIS PONE DOMINE IN FONTE ISTA VT NON PERMITAS INTROIRE ANGELVM PERCVTIENTEM (Con este signo se ampara el justo, con este signo se vence al  enemigo. Pon, Señor, el signo de salud en esta fuente, y no permitas entrar al angel golpeador)

Es el único ejemplo de fuente prerrománica que ha llegado hasta nuestra época.

Fuente de Foncalada

El Prerrománico en Asturias

Además de los ejemplos del prerrománico asturiano que encontraréis en Oviedo, os animamos también a visitar otros monumentos de este estilo que se encuentran repartidos por Asturias: San Pedro de Nora, Santa María de Bendones, Santa Cristina de Lena, Santo Adriano de Tuñón, San Salvador de Valdediós, San Salvador de Priesca, Santiago de Gobiendes, Santa María de Arbazal y San Andrés de Bedriñana.

Santa Cristina de Lena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s