Un paseo por el casco antiguo

Oviedo, Gijón y Avilés son las tres ciudades asturianas más importantes. La primera de ellas, señorial, es la capital del Principado, Gijón la más poblada, y Avilés la que cuenta con mayor núcleo industrial. Tres ciudades separadas por media hora de coche, pero que cada una de ellas creció y se desarrolló según lo hacían sus vecinos, sus costumbres y sus necesidades.

Visitar sus cascos antiguos es visitar su historia. Hagamos un pequeño recorrido por cada uno de ellos.

Oviedo, el sabor de la historia

Darse un paseo por el casco antiguo de Oviedo es dejarse acariciar por lo decimonónico. En los últimos años, esa zona de la ciudad ha sido rehabilitada, pero conservando su carácter ancestral.

Las calles aún conservan la elegancia de cómo las retrató Leopoldo Alas “Clarín” en La Regenta.

Si tomamos como inicio de nuestro viaje a aquellos años la Catedral, podremos contemplar la plaza que se abre delante y donde antiguamente se ubicaba “Les madreñas” un mercado que constituía el epicentro del Oviedo antiguo. También el Palacio de los Valdecárzana Heredia, del siglo XVII, donde estuvo emplazado el Casino de la ciudad hasta 1931, y la estatua de Doña Ana Ozores, La Regenta.

Esta plaza es el centro del Oviedo Antiguo, y partiendo de ella podremos encontrar lugares tan bonitos como la Plaza de La Constitución o La de Trascorrales, el Mercado de El Fontán; la iglesia de San Isidoro el Real, del siglo XVII, o el Palacio del Conde de Toreno.

catedral-de-oviedo
Catedral de Oviedo

Cimavilla, el Gijón más auténtico

El barrio de pescadores por antonomasia es la parte más auténtica de Gijón. Data de la época romana (ahí podrás visitar las Termas Romanas del Campo Valdés, e ir descubriendo trozos de la muralla que servía de protección al emplazamiento), y también se encuentran edificios de otras épocas, como la medieval o la época de la industrialización.

Cimavilla (si dices Cimadevilla más de un playu, como se conoce a quienes nacen en el barrio, te corregirá) es un entrante de tierra en el agua. El recorrido más recomendable parte de la Iglesia de San Pedro (en la playa de San Lorenzo), donde también se ve el Colegio Santo Ángel, un palacete que servía de residencia a los Valdés. Después, siguiendo la orilla de la mar, se sube hasta el Cerro de Santa Catalina, coronado por el Elogio al Horizonte de Chillida, símbolo de la ciudad. No te pierdas las panorámicas que se ven desde allí del puerto y de la ciudad.

Después, se baja por el lado contrario al que se subió, para ver los restos de las guerras y la Punta Lequerica.

Ahora el recorrido ya se combina con la sidra y la gastronomía local. No puedes perderte la Cuesta EL Cholo, la Casa Natal de Jovellanos o la plaza de El Lavaderu, dónde se encuentra el edificio que albergaba la antigua fábrica de tabacos.

La visita puede acabar en la Plaza del Marqués, donde se ubica la Estatua de Pelayo (otro de los símbolos de Gijón) y el Palacio de Revillagigedo.

cimavilla
Palacio de Revillagigedo

Avilés, una ciudad reinventada con un casco histórico único

Si conociste Avilés hace unos años, tienes que volver. Incluso los locales se asombran de la evolución que ha sufrido la ciudad desde la construcción del Centro Niemeyer en la orilla de la ría.

El casco antiguo de Avilés fue declarado Conjunto Histórico Artístico allá por 1955, y sus calles, con edificios singulares, siguen teniendo el sabor de la burguesía local de mediados del siglo IX.

No se puede visitar Avilés sin pasear por la Plaza de España, la Calle de la Ferrería, la de San Bernardo, Rivero, Palacio Valdés, la Plaza del Carbayo, la de Sabugo la Antigua Cárcel o el Canapé.

En cuanto a los edificios, cabe destacar las Iglesias de San Nicolás de Bari, de los Alas o la vieja de Sabugo; el Palacio de Valdecarzana, el edificio que alberga el Ayuntamiento, el Palacio de la Ferrera o la Fuente de los Caños.

Sin duda, Avilés te sorprenderá.

plaza-sabugo

Y lo mejor de todo es que puedes realizar todas estas visitas desde el Aparthotel Campus!!!

 

Anuncios

3 comentarios en “Un paseo por el casco antiguo

  1. Pingback: ¡Ya es Antroxu! |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s